Por qué matricularse en el curso

bcnCataluña lidera en España el impulso a la movilidad eléctrica y a nivel industrial, cuenta con fabricantes de vehículos eléctricos de 2 y 4 ruedas, de baterías y de infraestructuras de recarga de primer orden.

Igualmente, le avala un tejido empresarial e industrial muy maduro en material eléctrico y también vinculado a las nuevas tecnologías en la implementación de herramientas de gestión para la recarga de vehículos eléctricos, junto a una potente industria asociada al autoconsumo energético, en el ámbito de la energía solar fotovoltaica, con enormes sinergias en la implementación de soluciones de recarga de vehículos eléctricos con fuentes de energía limpia como el sol.

Los proyectos europeos Green eMotion; para promover la electromovilidad en regiones europeas; MOLECULES, para implementar las TICs en la movilidad eléctrica, o SmartCEM, que promueve el uso compartido de vehículos eléctricos, son ejemplos del alcance europeo que en el ámbito de la movilidad eléctrica tiene Cataluña y en especial, Barcelona.

Asimismo, proyectos de iniciativa privada como RECARGO, instalado en el parque móvil de Urbaser en la ciudad Condal, en colaboración con Circutor y E.ON y diseñado para aprovechar la energía fotovoltaica en la alimentación de vehículos eléctricos para servicios urbanos y la gestión eficiente de la red, son punta de lanza de un cambio en los criterios de movilidad sostenible que a nivel empresarial, industrial y tecnológico sitúan a nuestra región en la vanguardia del sector.

Barcelona cuenta con el primer autobús eléctrico para servicio municipal y también dispondrá de una flota de taxis eléctricos. La plataforma LIVE posiciona a la región en la vanguardia de la gestión eficiente de los recursos para una movilidad eléctrica urbana y la feria y congreso EVS27, en noviembre de 2013 en Fira de Barcelona, es la guinda a un reconocimiento mundial del esfuerzo por disfrutar de una movilidad eficiente, respetuosa con el medio ambiente y sus ciudadanos y que además, genera beneficios económicos y oportunidades de negocio que debemos aprovechar.

Todo ello y más se traduce en oportunidades laborales a nivel empresarial, industrial y tecnológico de aplicación directa en el sector de la movilidad eléctrica y en sectores afines, que precisarán en breve de profesionales cualificados en Cataluña, en España y en Europa.